^ Subir
facebook

Radio santuario

Mensajes de Nuestro Obispo

Celestino Aós B., Obispo de Copiapó

El prado ajeno

¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es ésa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?»

Cuando era niño y veía a las vacas que tenían un extenso prado a su alrededor y, sin embargo, pasaban su cabeza entre las alambradas para mordisquear el prado vecino me quedaba extrañado, intrigado. Me dijeron que siempre el pasto del prado ajeno parece más apetecible. Y, a veces, en la vida he tenido que pensar que así es, que así me ocurría a mí. Y a otros, que acuñaron el dicho de que no hay hombre grande para su ayuda de cámara. Jesús se lo enrostró a las gentes de su propio pueblo diciéndoles “Un profeta es despreciado solamente en su pueblo, en su familia y en su casa”. Y se asombraba de la falta de fe de ellos: conocían a su madre María y al carpintero José, y conocían también a sus parientes, ¿qué venía a enseñarles o aconsejarles ese muchacho?

Si queremos apreciar y disfrutar ciertos cuadros o paisajes tenemos que prestar atención y tomar cierta distancia. Sólo así alcanzamos la perspectiva necesaria. ¿Por qué algunos encuentran y saborean las maravillas que Dios hace y otros no? Porque necesitamos tomarnos tiempo, y prestar atención, y colocarnos a cierta distancia (y no hablo de distancia física sino emocional) para conocer y reconocer a quienes tenemos a nuestro lado. Pobres de nosotros si nos quedamos afirmando “ya la/o conozco, es mi mujer (o mi marido), se llama así, su cuerpo tiene estas características, sé sus gustos y sus mañas… ¿qué me va a enseñar o a aconsejar a mí? ¡Yo puedo darle lecciones!”. Esta situación extraordinaria que nos ha hecho vivir la catástrofe de los aluviones nos ha llevado a sorprendernos con gentes que tenemos a nuestro lado. ¡Personas maravillosas capaces de sensibilidad ante la necesidad o el dolor ajenos, solidarios hasta compartir voluntariamente no sólo sus posesiones materiales sino hasta entregar también su tiempo y su trabajo, abiertos hasta colocarse a nuestro lado para expresar sus sentimientos y rezar con nosotros! ¡Que jóvenes más esforzados y generosos tenemos!

Dos lecciones hermosas y profundas nos deja este domingo: aprender a “valorar” a las personas que tenemos a nuestro lado (probablemente no serán perfectos ni ángeles pero tampoco son canallas ni depravados); con ellas convivimos y conviviremos, con ellas formaremos equipo… Y, la segunda lección que merece la pena rumiarla para ver si se nos incrusta en el disco duro: el pasto del potrero vecino no es mejor que el nuestro; o sea: si usted no es feliz con su esposa/o, si usted no es feliz con su familia, si usted no es feliz con sus compañeros de trabajo ¡no sea ingenuo, no caiga en la tentación!, tampoco será más feliz con el otro o la otra. La solución llega por la re-valorización: no le quepa duda, a su lado viven personas maravillosas…

Líneas Guía de la Conferencia Episcopal de Chile para tratar los casos de abusos sexuales menores de edad

Ver aquí ►

Decreto: Ley particular para los fieles católicosdela Dióccesis de Copiapó. Ver aquí►

 

Inicio

Caritas entrega aportes en microemprendimiento a damnificados por los aluviones en Copiapó

Quince microemprendedores damnificados recibieron apoyo para sus iniciativas, en el marco del plan de respuesta de la diócesis ante la catástrofe del 25 de marzo

En el esfuerzo de poner de pie la economía de las familias que fueron damnificadas por los aluviones, el plan de respuesta de la diócesis de Copiapó con el apoyo de Caritas Chile contempla apoyo para microemprendimientos, lo que implica crear o restaurar iniciativas de negocios a escala familiar.

En una breve ceremonia en el patio del Obispado, quince de estas familias recibieron ayuda para sus negocios: una verdulería, una panadería, un carrito de comida, un kiosko, una venta de mote con huesillos y helados, un taller mecánico, una fábrica de repostería, un  taller de costura, entre otros.

El primero en hacer uso de la palabra fue el Obispo, Monseñor Celestino Aós. El Obispo les pidió hacer buen uso de lo recibido, con el compromiso de reactivar sus negocios y participar de todo el proceso de formación que conlleva este proyecto. Dijo que le hubiera gustado un número mayor de beneficiados, pero que los aportes nunca son suficientes, y agradeció a los equipos parroquiales que detectaron estas necesidades en sus territorios.

En esta primera entrega los beneficiados pertenecían a las parroquias Nuestra Señora de La Candelaria, Santísima Trinidad y San Francisco de Copiapó, y Nuestra Señora de Loreto de Tierra Amarilla. A fines de octubre continuará este proceso, hasta completar un total de 120 microemprendimientos individuales y doce asociativos. 

Se inicia campaña para restaurar imagen quemada de La Candelaria y san Lorenzo.

Recaudar fondos para la restauración de la imagen de Nuestra Señora de La Candelaria es el objetivo de la campaña que ha iniciado el Santuario, para los meses de septiembre y octubre.

Desde que las imágenes de la Virgen Candelaria de San Lorenzo del Santuario de Nuestra Señora de La Candelaria de Copiapó sufrieron un ataque incendiario el pasado 11 de agosto, una de las primeras preocupaciones de la comunidad fue averiguar si se podrían recuperar. Gestiones del rector del Santuario, P. Francisco Javier Medina, permitieron contactar a un restaurador que trabajará en ambas imágenes. La tarea ahora es reunir los fondos para costear este trabajo.

Es por eso que el Santuario ha iniciado esta campaña de recolección de dinero. Los interesados pueden realizar sus aportes a la cuenta corriente 0-000-7510021-3 del Banco Santander, a nombre del Obispado de Copiapó. Para transferencias electrónicas, el Rut del Obispado es 70.055.500-3, mail Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla..

Esta iniciativa tendrá eco en las parroquias de la diócesis, donde las personas podrán retirar un sobre para depositar su donación.

El P. Francisco Javier invitó a todos los copiapinos y atacameños a colaborar en esta campaña, para recuperar el patrimonio religioso y cultural de la región. El sacerdote subrayó la relevancia de esta figura de la Virgen María para la fe de los copiapinos y la devoción de la piedad popular en toda la región y señaló también el valor histórico de la imagen, la misma que fue traída por el Padre Negro hace casi noventa años; y sobre la figura de San Lorenzo, destacó su importancia como patrono de los mineros en una zona minera como Atacama. 

Familias damnificadas de la parroquia San Francisco de Copiapó recibieron enseres para sus viviendas

Donación efectuada por OIM y Caritas Copiapó benefició a treinta familias de sectores aledaños a la Iglesia San Francisco

En un sencillo acto en el patio de la Iglesia San Francisco de Copiapó, treinta familias de este sector parroquial recibieron enseres para la implementación de sus hogares, donación realizada por la Pastoral Social Caritas Copiapó y la Organización Internacional para las Migraciones OIM.

Esta ceremonia comenzó con las palabras del Vicario General de la diócesis, p. Alejandro Castillo, quien transmitió el saludo del Obispo, Mons. Celestino Aós, que se encuentra fuera del país y agradeció toda la labor de las comunidades para apoyar la recuperación de los damnificados en toda la diócesis.

A continuación habló el Jefe de Misión de OIM en Chile, Norberto Girón, para destacar el trabajo realizado por los distintos equipos. y el compromiso que la OIM y Caritas tienen con las familias, haciendo énfasis en las personas migrantes que fueron afectadas. Girón señaló que lo más importante es que "la ayuda humanitaria esté orientada a mejorar la calidad de vida de las personas".

"Compromiso con el desarrollo humano integral".

Luego tomó la palabra el Director Nacional de Caritas Chile, Lorenzo Figueroa. Él destacó que este servicio "surge de la misión propia de la Iglesia, que escucha, anuncia y sirve", invitando a "un nuevo estilo de vida, y un nuevo desarrollo... En una sociedad de crecimiento extremadamente desigual, con altos impactos en la naturaleza, los efectos de los desastres también generan mayor impacto negativos en las comunidades más pobres. Por eso el abordaje de emergencias y desastres es para la Iglesia y para Caritas una tarea que asumimos como parte de nuestro compromiso con el desarrollo humano integral justo, social y ambientalmente sostenible".

Finalmente, el diácono de la parroquia, Luis Díaz, se dirigió a los presentes para agradecer la gestión de los equipos en la recuperación de las familias damnificadas.

Cada familia beneficiada recibió enseres de acuerdo a sus necesidades específicas, detectadas por el equipo misionero de la parroquia, desde refrigeradores y camas, hasta cocinas y lavadoras.

"Una cama donde dormir"

Nelia Rojas (viuda, 81 años) vive con una hija y su esposo, y dos nietos. El aluvión se llevó su casa completa, y perdió incluso los recuerdos de dos hijos que murieron hace años. Ella y su núcleo familiar recibieron una donación que incluyó una cama. "Voy a tener una cama donde dormir, porque también me quedé sin cama; muchas gracias, estoy muy agradecida de todos los que hicieron posible esto", señaló emocionada. 

Con la exposición del Obispo concluyó la Semana Teológica 2015 en Vallenar.

Monseñor Aós compartió com la comunidad de Vallenar los puntos más importantes del reciente documento del Papa.

La encíclica Laudato Si fue el tema principal de la exposición del Obispo, monseñor Celestino Aós, en el último día de la Semana Teológica 2015 en Vallenar.

La presentación del obispo comenzó con un trabajen grupos, para que los asistentes reflexionarán sobre la oportunidad del documento del Papa, del concepto mismo de ecología y sobre medidas concretas para cuidad la naturaleza en las familias y comunidades.

Luego de eso, el Obispo comenzó a recorrer la encíclica para subrayar sus conceptos más importantes y los desafíos que plantea el Papa en su escrito y su llamado a la conversión ecológica que es “dejar brotar todas las consecuencias del encuentro con Jesús en las relaciones con el mundo que nos rodea”. Se refirió también a las múltiples medidas que un cristiano debe tomar para cuidar su entorno y colaborar en la construcción de un mundo más justo, limpio y fraterno, sobre todo después de la catástrofe sufrida por la región en marzo pasado.

La Semana Teológica concluyó con una convivencia entre los asistentes, que fueron cerca de setenta personas de las parroquias de Vallenar, entre sacerdotes, diáconos y agentes pastorales. 

Con el tema enfocado al trabajo social comenzó la Semana Teológica 2015 en Vallenar.

“Trabajo social en la catástrofe” fue el tema que abrió la Semana Teológica 2015 en Vallenar.

La exposición de este primer día estuvo a cargo de la trabajadora social de Caritas Copiapó, Paulina Bailón, quien expuso ante más de sesenta personas, entre sacerdotes, religiosas y agentes pastorales de la ciudad vallenarina, en los salones de la parroquia San Ambrosio.

El tema desarrollado abordó principios éticos del trabajo social, principalmente enfocados a las consecuencias de los aluviones que afectaron la región. Los participantes pudieron compartir sus experiencias en torno a la organización solidaria frente a la emergencia y al rol que cumplen como agentes pastorales en la sociedad y la Iglesia. También participaron de un trabajo grupal que los invitó a detectar las diversas organizaciones que funcionan en la sociedad y con las cuales la Iglesia debe vincularse para un mejor anuncio del evangelio y servicio al pueblo de Dios.

Esta instancia de formación nació como un eco de la Semana Teológica que se realiza cada año a principios de agosto en Copiapó, para facilitar la participación de las comunidades de Vallenar.