Obispo presidió las últimas celebraciones este lunes 8 de febrero

Tras doce días de celebraciones, este lunes 8 de febrero por la tarde se ofició la última misa, en el marco de la Fiesta de La Candelaria 2021 en Copiapó. La misa fue presidida como cada día, por el obispo, Monseñor Ricardo Morales.

Don Ricardo dijo sentirse muy conmovido por la devoción y el amor a María demostrado por las personas. Dijo que María “es camino seguro al Señor” y reconoció a las y los peregrinos que siguieron la fiesta por los medios virtuales y radiales, “que en un santuario mariano como este, descubren la presencia del Señor”. Habló de los muchos mensajes que llegaron a las redes sociales del Santuario y del Obispado, mensajes en que sus devotos prometían ir al Santuario el próximo año, para venerarla y manifestarle todo el cariño. “Que ojalá nosotros pudiéramos decirlo también: Madrecita mía, aquí estoy, confío en el que próximo año habrá vida y salud para estar contigo”, dijo el Obispo. Don Ricardo destacó que siempre la Virgen se manifiesta a los sencillos. “Este santuario es prueba de ello, Mariano Caro Inca no era un hombre poderoso, per él reconoce que María se acerca a su vida para darle alegría, paz, consuelo”.

En sus palabras finales, el Obispo agradeció el trabajo de los equipos a cargo de la liturgia, el altar, las transmisiones virtuales y radiales, y especialmente al rector del Santuario, P. Francisco Javier Medina. “Se nota el cariño que ha puesto en la preparación de esta Fiesta”, señaló.

Después de la misa, en la transmisión on line de la fiesta por el facebook del Santuario se mostraron videos grabados, con la emotiva despedida de los bailes religiosos.

Misa por los chinos difuntos

Por la mañana en el Santuario tuvo lugar la Misa por los chinos difuntos. En ella, el Obispo recordó que la fe es más que una experiencia intelectual, “es un encuentro y un acontecimiento, una experiencia profundamente humana porque responde a la inquietud más acendrada en el corazón de la persona, la búsqueda de la trascendencia, de sentido. Implica un encuentro con el Señor, no es solo una adhesión moral, es mucho más”. Y dijo: “hoy, que celebramos a los hermanos de los bailes chinos que ya han partido, pedimos que el Señor nos regale un poquito de esa fe; hombres y mujeres que alababan a Dios con su baile y reconocían en el Señor la fuente de gracia y de luz”.

La fiesta este año comenzó el pasado 28 de enero, y de desarrolló sólo de manera virtual, sin fieles y con el Santuario cerrado, excepto el día 2 de febrero, día de la fiesta, en que las personas pudieron llegar hasta en Santuario para venerar la imagen de La Candelaria, respetando todas las medidas sanitarias.

Compartir

Categories:

Tags:

Comments are closed