Concluye la novena en el Santuario

Como cada día, el Obispo, Mons. Ricardo Morales, presidió la misa de la tarde, en la que se centró en la figura de Herodes. Dijo que “Herodes admiraba a Juan Bautista, sabía que era justo y santo; y sabía que tenía razón al criticar su forma de vida, pero aún así, vive en la incoherencia, escucha la voz de Juan y le cree, pero no hay convicción en él que lo lleve a cambiar”. Dijo que para Herodes fue más importante la opinión de los demás que hacer lo correcto y llamó a actuar de acuerdo “a nuestra conciencia, a pesar de las consecuencias”.  

En la oración, el Obispo pidió especialmente por los cinco fallecidos por coronavirus informados por la autoridad en el día, uno de ellos de sólo 21 años, pidiendo consuelo para sus familias.

Último día de novena

Durante el último día de novena, el Obispo continuó revisando la encíclica Fratelli Tutti. Siguiendo el documento del Papa, dijo que “el virus ha expuesto esa gran desigualdad de nuestro mundo, desigualdad de bienes, de acceso a la salud, a la educación, a las oportunidades para todos. Injusticias que no son naturales, son obras del hombre”. Concluyó: “Queremos colocar bajo la protección de nuestra Madre Candelaria todos nuestros anhelos de una sociedad más justa, un país más humano. Ella sabe de los sufrimientos de los trabajadores, de las madres, sabe lo que pasa en cada toma de nuestra región, conoce el dolor de los migrantes, ella que llevó en el vientre a Jesús, nos permita crecer en la fe y la solidaridad”.

Compartir

Categories:

Tags:

Comments are closed