El Administrador de la diócesis de Copiapó manifiesta su preocupación por la crisis sanitaria producto de la epidemia COVID 19.

Esta crisis sanitaria urge la responsabilidad de todos. Como cristianos, queremos vivir esta crisis desde una actitud orante, propia de Cuaresma, y en solidaridad con los que sufren, confiando en la promesa del Señor, que nos dice “Yo estoy con ustedes todos los días” (Mt 28, 20).

Siguiendo las indicaciones de las autoridades y, particularmente, del Ministerio de Salud, hemos determinado para todas las unidades pastorales de esta Iglesia diocesana, lo que sigue:

1. Se suspenden todas las actividades pastorales (catequesis, reuniones…) en las parroquias de la diócesis.

2. Se mantendrá el servicio de las eucaristías en sus horarios habituales, a menos que alguna situación particular recomiende lo contrario. Pedimos a los adultos mayores y otras personas de riesgo a abstenerse de participar de estas celebraciones.

3. Los templos permanecerán abiertos para la oración y las celebraciones habituales.

4. Los sacerdotes de la diócesis, tomando las medidas de resguardo necesarias, estamos disponibles para todo aquello que requieran de nosotros. Queremos estar, sobre todo en esta situacion de crisis, cerca de todos nuestros hermanos y hermanas, especialmente los ancianos y enfermos.

Reconocemos el trabajo sacrificado y generoso de todas las personas que están comprometidas en el control de esta epidemia, especialmente del personal de la salud; y comprometemos la oración de la Iglesia en Atacama, por ellos y sus familias.

Esta situación nos desafía a la creatividad, la búsqueda de nuevas formas de anunciar el evangelio y acompañar a nuestro pueblo.

Nos encomendamos a la protección cariñosa de la Santísima Virgen, Nuestra Señora de La Candelaria, con esta oración tradicional de la Iglesia.

Bajo tu amparo nos acogemos,
santa Madre de Dios;
no desprecies las oraciones que te dirigimos
en nuestras necesidades,
antes bien, líbranos de todo peligro,
¡oh Virgen gloriosa y bendita! Amén.

JAIME PIZARRO DÍAZ
Administrador diocesano de Copiapó
Copiapó, 18 de marzo de 2020

Compartir

Categories:

Tags:

Comments are closed