El campamento de formación y recreación de MOANI (Movimiento Apostólico de Niños y Adolescentes) se realiza en la Aldea del Niño, ubicada en los Toyos, sector costero de Huasco, durante la segunda quincena de enero.

Durante los cinco días que duró el campamento este año, los niños y niñas trabajaron siguiendo un programa de liderazgo creyente con base bíblica. Considerando el contexto de crisis social y contingencia nacional, se le dio un enfoque de “Jesús, sanador”. Esto a través de la lectura y estudio de varios episodios entre Jesús y los enfermos.

Por otra parte, se trabajó en red con otras instituciones como la fiscalía de Vallenar y el SENDA de Freirina, los cuales trabajaron aspectos formativos claves asociados al conocimiento de sus derechos y al desarrollo personal.

Dentro del mismo contexto formativo, María Paz Veira, monitora señaló: “se reforzó el compañerismo, la confianza tanto en si mismos como en el prójimo. Se subrayó que las relaciones humanas también requieren ser sanadas. Y que como cada uno de nosotros podemos ser agentes de cambio”.

La profesora Mónica Altamirano dijo: “Es bueno que la comunidad tenga conocimiento sobre esta maravillosa obra que comenzó el sacerdote misionero francés Roberto Lebegue Cure, a través del MOANI, el año 1988.”

Uno de los participantes dio gracias “a Dios por tener la oportunidad de estar aquí, de reencontrarme con algunas amistades y conocer personas nuevas, pero sobre todo gracias por mostrarnos siempre el camino correcto”.

Este campamento es apoyado por la Vicaria de Educación de la diócesis de Copiapó. Al respecto el, p. Mauricio Arancibia Portilla, subarayó: “Estamos en una época de grandes cambios en el mundo y por ende, en la Educación. Sin embargo estas iniciativas de campamentos serán siempre atractivas porque son experiencias del cariño de Dios Padre a través de la convivencia entre los niños. La neuroeducación está insistiendo en lo estratégico que es formar a esta edad. Y es espléndido proveerles de un tiempo de conocerse a sí mismos y al gran amigo Jesús de Nazareth. Gracias a todos los que permiten financiar esta iniciativa, como la Fundación RUCA, entre otros colaboradores”.

Compartir

Categories:

Tags:

Comments are closed