Un llamado a orar especialmente por las personas que han perdido la vida en el marco de las manifestaciones sociales en todo el país hizo el P. Rodrigo Herrera, al presidir la Misa en el cementerio municipal de Copiapó, al mediodía de este viernes 1 de noviembre.

El sacerdote también invitó a renovar la certeza de los cristianos en la vida eterna, a orar por quienes ya partieron y a ofrecer por ellos la eucaristía, sin perder de vista que la muerte no es el fin de la vida, sino el inicio de la vida plena y eterna, sin límites, en Dios.  

Como cada año, la comunidad de la parroquia Nuestra Señora del Rosario, Catedral, prepara la misa en el camposanto municipal, para los cientos de deudos que eligen esta fecha para visitar las tumbas de sus seres queridos y rezar por ellos.

Cementerio Parque

Por su parte, la parroquia Nuestra Señora de la Esperanza asume la celebración eucarística en el Parque del Recuerdo de Copiapó. El párroco, P. Francisco Javier Medina, presidió la celebración. Él recordó la necesidad de orar por los difuntos, pidiendo a Dios el perdón de sus pecados, y siempre teniendo en cuenta sus virtudes y los buenos ejemplos y recuerdos que nos dejaron.

En todos los cementerios de la región se celebraron misas por el descanso de los difuntos, y para acompañar a las familias que visitan los camposantos este día.  

Compartir

Categories:

Tags:

Comments are closed