Una invitación a orar por la paz y a escuchar a las personas, realizó el párroco de la parroquia Nuestra Señora del Rosario, Catedral de Copiapó, P. Rodrigo Herrera, en la misa celebrada este miércoles 23 de octubre.

En su homilía, el sacerdote reconoció que “lo vivido durante estos días de manifestaciones a nivel nacional, no solo es la expresión de la unidad de consciencia de un pueblo que exige justicia, sino también el grito de tanta gente que por años no ha sido escuchada y ha sido marginada a vivir excluida de los beneficios que gozan unos pocos, como acceso de calidad a la salud y a la educación, trabajo digno y bien remunerado, pensiones dignas, participación democrática real de la gente, acceso a la vivienda y viviendas dignas para compartir en familia, entre otros”.

El P. Rodrigo hizo un llamado “a toda la clase política, servidores de la sociedad civil, a que escuchen las voces que se levantaron con fuerza en estos días, y que actúen dando señales y abriendo caminos que orienten la vida de la gente hacia la construcción de una sociedad donde el bien común y la misma democracia sea una realidad”. Agregó que los cristianos son “un hombre y una mujer portador de la paz de Jesús, la paz que no solo se reza, sino que se construye desde la justicia”.

“Como hombres y mujeres de fe, con humildad, -dijo el sacerdote- porque reconocemos que también nos hemos equivocado, y las heridas de los abusos están presente en nuestra historia, queremos sumarnos y comprometernos con nuestra oración y trabajo desde nuestras comunidades, con nuestra gente, a aportar con nuestro trabajo y empeño a construir un Chile distinto, más justo y solidario, comprometidos con la vida y con los sueños de la gente. Nos sumamos, el Chile que soñamos juntos lo construimos juntos”.

Compartir

Categories:

Tags:

Comments are closed