La eficacia, el profesionalismo, la vocación de servicio público y la responsabilidad, fueron los valores destacados por el P. Rodrigo Herrera, vicario general de la diócesis de Copiapó, al presidir la Misa en el Día del Carabinero.

El sacerdote, en la homilía, agradeció a los funcionarios “que visten con orgullo su uniforme y en tiempos difíciles no se avergüenzan de los que son…  a todos aquellos que con honestidad y vocación de servicio cumplen con su deber… que más allá de las largas horas de trabajos responden con un saludo cordial y cortés cuando se les saluda por la calle”. También destacó a “aquellos de trato amable que tienen una palabra oportuna para responder a una pregunta o la solicitud de una orientación de un simple peatón; que cuidan y protegen con sus palabras y acciones, presencia y cercanía; aquellos que arriesgan su vida poniéndola al servicio de los demás”.

Concluyó: “Carabineros de Chile, que cada ciudadano valore su trabajo. Que la misma institución sostenga su servicio y cuide de los suyos, y que el Estado de Chile dé garantías para que su trabajo lo realicen de acuerdo con la dignidad que merecen, como personas y como carabineros de la nación”.

La Misa, celebrada en la Catedral de Copiapó, contó con la presencia del Intendente regional, autoridades y parlamentarios.