Trigésima temporada de Campamento MOANI en Los Toyos.

La trigésima versión del Campamento formativo del MOANI, Movimiento Apostólico de Niños,  se desarrolló en la Aldea del Niño ubicada en los Toyos, sector costero de Huasco, durante la segunda quincena de enero pasado.

Durante estos días los menores siguieron un programa de liderazgo creyente desde la biblia. Por otra parte tuvieron la visita de profesionales de diversas disciplinas, que por medio de talleres trabajaron aspectos del desarrollo personal y vocacional-profesional.

En este contexto, los niños disfrutaron los Toyos y otras playas vecinas como Tres Playitas y la Comunidad Ecológica San Francisco, cerca de Punta de Lobos.

Otra línea educativa del campamento fue la formación cultural. Así los estudiantes tuvieron un recorrido patrimonial nocturno escuchando las leyendas en torno a las Cuevas Submarinas y la gruta de Huasco Bajo como a su Capilla y plaza. En este lugar se habría desarrollado el primer enfrentamiento entre españoles y diaguitas que habitaban en Payantume, nombre antiguo de la citada localidad. Esto resultó una actividad muy interesante porque se explicó “in sitiu” el proceso de inculturación del Evangelio.

Esta obra fue comenzada por el sacerdote misionero francés Roberto Lebegue Cure, a través del MOANI y es apoyada por la Vicaria de Educación. Al respecto el Vicario de Educación de la zona, p. Mauricio Arancibia Portilla, manifestó que “es una excelente instancia para formar en la fe y abre procesos de solidaridad para una parte de la población infanto juvenil, que no tiene posibilidades de vacaciones”.

Los estudiantes participantes provenian de las localidades de Maitencillo, Freirina y Vallenar. Y fueron acompañados por un grupo de profesores y adultos. La Coordinadora del Campamento formativo –educadora Mónica Altamirano Urrutia- agradeció a todos los que hacen posible económicamente esta iniciativa. Dado que tiene un alto costo monetario por la movilización y la alimentación que es de altísima calidad, esto fue un sello indicado por el fundador. La inversión de este campamento bordea los dos millones de pesos.