COMUNICADO DE PRENSA

El Administrador diocesano de la diócesis de Copiapó, ha tomado conocimiento e informa a la opinión pública que:

1. En junio de 2018 el entonces obispo de Copiapó, monseñor Celestino Aós, recibió una carta en la cual algunos fieles acusaban al padre Antonio Vargas de presunto abuso de poder y de actitudes inadecuadas con mujeres y menores.

2. El 17 de noviembre de 2018, Mons. Aós envió en modo reservado, siguiendo el protocolo establecido para estos casos, los antecedentes a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

3. El 11 de marzo de 2019, la Santa Sede ha respondido, dando instrucciones de la forma de proceder.

4. Don Celestino, en diálogo con el sacerdote, determinó su regreso a Valencia, su diócesis de origen, mientras dure el proceso y mientras no se le impongan medidas cautelares.

5. El Obispado de Copiapó está a la espera de recibir de Monseñor Aós, toda la información del proceso y las instrucciones que ha enviado la Santa Sede.

6. Reiteramos nuestro compromiso con el cuidado de las personas y la promoción de ambientes sanos y seguros.

Departamento de Comunicaciones

Diócesis de Copiapó