Santuario de La Candelaria celebra a las mujeres

El día de oración por las mujeres fue el momento preciso para que el Obispo de Copiapó, Monseñor Celestino Aós, invitara a reconocer la dignidad de toda persona humana, en especial, de las mujeres. “Hoy traemos nuestra oración por las mujeres para que efectivamente desde la fe podamos vivir nuestra condición humana, crear y establecer estas relaciones que responden a aquellos que proclaman a Dios Padre”. Insistió en que “toda vida es sagrada, pero vamos encontrando demasiada violencia, demasiado abuso, demasiado menosprecio, demasiada muerte. Hoy tenemos que pedirle a la Virgen que Jesucristo, que es la luz, nos ilumine para reconocer nuestra dignidad de personas, y reconocerla de manera especial en las mujeres”.

Misa en el día de la mujer

Después de la novena, comenzó la misa, oficiada por el Obispo. En su prédica, don Celestino  dijo que “una trampa diabólica hoy es hacer creer a las mujeres que dentro de la iglesia no podrán realizarse como personas o como mujeres”, y destacó que “dentro de la Iglesia encontramos mujeres plenamente realizadas”. Dijo que la segunda trampa es la omnipotencia. “La sociedad presenta como ideal hacer cuatro cosas a la vez- explicó-  y no se puede”, lo que afecta y frustra a las mujeres. Y en tercer lugar, la tentación de ver sólo lo negativo. “Hay tantas cosas buenas en la vida de una mujer. Sepamos valorar lo positivo: cuánto amor, cuánto sacrificio, cuánta ternura hay en ustedes las mujeres, aunque hayan pasado dolores y errores; es el día de traer a los pies de la virgen todo lo que hay de bueno en las mujeres de nuestro Chile para presentarlo al Señor como ofrenda de esperanza y de alegría”.

Después de la oración universal, la Pastoral de la Mujer llevó al altar dos sendos ramos de flores, como signo de las 42 mujeres asesinadas, víctimas de femicidio, durante el año 2018. Estos ramos multicolores se ubicaron a los pies de la imagen de la Virgen.