Parroquia Espíritu Santo de Diego de Almagro despide al p. Javier Cárdenas sscc.

La Misa de acción de gracias por el año que termina y el nuevo que comienza, fue el marco de la despedida del P. Javier Cárdenas de la parroquia Espíritu Santo de Diego de Almagro, después de dos años de servicio pastoral en esta parroquia.

La misa fue presidida por el mismo P. Javier, acompañado del vicario pastoral de la diócesis, P. Guido Castagna, los sacerdotes de su comunidad de los Sagrados Corazones, Padres Gabriel Horn y Alex Vigueras, y el diácono Raúl Orellana.

En su homilía, hablando del episodio del evangelio que narra la pérdida de Jesús y su hallazgo en el templo, el P. Javier habló de un Jesús que experimentó la vida, e invitó a “volver a nuestra casa, volver a Dios, y ver su rostro”.

En el ofertorio, personas de la comunidad parroquial llevaron al altar una imagen de la Sagrada Familia, una biblia, un mate, característico del P. Javier, una pelota, que simboliza su participación en el club deportivo, y unas sandalias, propias del misionero. Luego, el pan y el vino.

Al final de la misa, tomó la palabra el P. Alex. Dijo: “Javier es un sacerdote del futuro, hermano más que padre, que va entremedio y atrás de las personas, confía en la gente. Discreto y silencioso, es presencia del Señor en medio nuestro, y todos lo vamos a extrañar”.

Por su parte, el P. Gabriel agradeció “porque me ha tocado vivir con él, construimos juntos la casa. Que sigas caminando con confianza. No tengas miedo, si caminas cerca del pueblo no te vas a equivocar”.

Finalmente, el P. Javier agradeció a toda la comunidad, mencionando de manera especial al club deportivo, a los bailes religiosos y las pequeñas comunidades. Luego, con gran emoción toda la asamblea realizó un signo de bendición y envío para despedirlo.

El Padre Javier pasará unos días con su familia en Río Bueno, en el sur del país, y luego se trasladará a su nueva comunidad religiosa en Santiago.